sábado, 26 de noviembre de 2016

ElPozo se acicala en el Palau

FC Barcelona 2-3 ElPozo Murcia || El equipo de Duda consigue remontar en la cancha del club catalán y se posiciona en tercera posición tras un esfuerzo colectivo brutal. Los jugadores de Andreu Plaza quedan sumidos en una crisis de identidad después de que hayan neutralizado sus ventajas en los últimos dos partidos de la LNFS. Los murcianos tienen la moral por las nubes al no haber perdido ni contre el Movistar Inter ni contra el Barça ni contra el Palma Futsal (fotografías: FC Barcelona Lassa).


Uno de los partidos por excelencia en la última década de la LNFS tenía una nueva batalla en el Palau Blaugrana con un apetitoso botín para los hombres de Andreu Plaza. A pesar de no despertar buenas sensaciones en la mayoría de la temporada, una victoria les colocaba como líderes si se imponían al ElPozo Murcia. No parecía tarea sencilla, pues los murcianos llegaban con mejores sensaciones al feudo blaugrana después de superar un inicio de competición irregular. Lo demostraron una vez más y remontaron un marcador adverso para colocarse en tercer posición. Sigue vivo cuando todos lo daban por muerto.

Pero antes tuvo que superar la mejor primera parte del Barça. El deporte es un estado de ánimo y el FC Barcelona Lassa esperó su primer gran partido de la campaña para sacar su mejor sonrisa. El dominio culé era patente y la defensa charcutera estaba desarbolada —Matteus no viajó a Barcelona y Marinovic tuvo que emplearse como cierre improvisado—. Ferrao se puso las botas y le robó todos los cubiertos a sus oponentes. Cada llegada del Barça era una ocasión manifiesta de gol, cosa que evitaría Fabio en varias ocasiones. Pero no pudo con las jugadas de estrategia. Primero fue Roger, en un saque de esquina, el que batió al arquero y consolidó su imagen de estilete del futuro Barça (no sabemos si próximo o lejano), mientras que en otra falta, esta vez precedida de un engaño de Rómulo y un disparo fuerte de Aicardo, se puso el 2-0 en el marcador.


Todo le sonreía a los catalanes. Juanjo, que se enfrentaba ante su exequipo, prosiguió con su buen hacer y detuvo dos pelotas de extremo peligro a Cardinal, como si fuera un gato con ocho patas. No podía concretar ElPozo sus ocasiones y acabó por cometer la quinta falta con todavía varios minutos por correr. Aguantó sin cometer la sexta, pero limitó su agresividad y eso lo aprovechó el Barça con llegadas de Adolfo, que otra vez no pudo superar a Fabio. A falta de poco más de 30 segundos para la llegada del descanso, Álex cazó un servicio al segundo palo de Bebe y llevó el 2-1 (y las dudas) a Andreu Plaza, que minutos antes había arengado a sus pupilos con: "Están cagados. Lo estamos haciendo de puta madre. Tenemos que seguir así". No le funcionó y se hicieron rehenes de los nervios al descanso.

A la vuelta el Barça volvió a ser el Barça del resto de la temporada. El dubitativo. Fue una presa en la telaraña de ElPozo, que iba cercándolo poco a poco, sin grandilocuencias, como una gota malaya. Terminó por erosionar el cráneo azulgrana con un latigazo potentísimo de Raúl Campos en otra jugada de estrategia. Era el empate. 2-2. Y el Barça estaba más hundido que nunca. Se sucedían las ocasiones visitantes, aunque el conjunto barcelonés, poco a poco, iba desembarazándose gracias, en parte, a las dotes de liderazgo de Rómulo, que se erigió como el líder en la cancha de los de Plaza. Muchos minutos y muchas órdenes del rusobrasileño, que ya es una pieza importante ante las ausencias de Sergio Lozano y Batería (que sólo ha jugado dos de diez partidos este año).


El partido entró en una fase de respeto, de descanso, antes de volver al ritmo frenético de la primera parte. Lo que estaba claro es que el Barcelona exponía de nuevo su peor cara, la de no saber gestionar sus partidos. No era la primera vez que era remontado (ya le pasó siete días antes en Zaragoza) y las desconexiones eran evidentes en el equipo, como la falta de moral. Intentaron atacar más para el empate, pero fueron inefectivos. En un contragolpe por banda derecha, Miguelín realizó su típica jugada de toda la vida y con la derecha batió a Juanjo para poner el 2-3 definitivo. Rómulo se vistió con la camiseta de portero-jugador en esos últimos dos minutos, pero no pudieron crear peligro en la meta de Fabio y dejaron muchas más dudas en estilo de juego
.
De esta forma, ElPozo Murcia adelanta al FC Barcelona Lassa en la clasificación y se pone tercero, lo que permite al Palma Futsal seguir líder, al menos, durante una semana más en la Primera División de la LNFS. Los de Duda no han perdido contra ninguno de los grandes: ganó al Movistar Inter (dos veces), empató (en Liga) y ganó (en Copa del Rey) al Palma y, este sábado, se deshizo del conjunto azulgrana en su propia cancha. Candidatos. Más aun.


Antonio Pulido Casas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada