viernes, 3 de marzo de 2017

Empate en la locura del Siglo XXI

Ríos Renovables Zaragoza 4-4 Jaén Paraíso Interior || Reparto de puntos en el encuentro agónico que protagonizaron ambos equipos en el Pabellón Siglo XXI. Ninguno supo adquirir mayor ventaja que un gol y hasta los últimos segundos no se resolvió el entuerto, con tres tantos con portero-jugador y Mauricinho como héroe visitante a falta de 18 (fotografías: Rubén Losada/FotografiArte).


El espectáculo que se vivió en el Siglo XXI tuvo a bien que ninguno sobresaliera con los tres puntos de allá. Nadie merecía estar por encima del otro, por lo que fue más justo que cada uno se llevara una unidad. La emoción estuvo presente durante los 40 minutos por circunstancias de las que hablaremos (escribiré) más adelante. Tampoco ninguno fue capaz de adquirir mayor ventaja de un gol y eso lo disfrutó la afición.

Todo empezó estupendo para los visitantes, que buscaban su séptima victoria consecutiva y hallaron a los cinco minutos el pie de Chino al remate de Boyis para conseguir el primer gol. El cordobés está siendo una garantía tanto en transformarlos como en servirlos. El Ríos se veía en contragolpes o en su habitual (y bien trabajada) estrategia. Sin embargo, pocas fueron las oportunidades que sucedieron hasta el gol de Richi Felipe, que aprovechó el resbalón de Mauricio para ajusticiar a Dani Cabezón. Pudo contestar Chino, pero el larguero repelió el disparo y no se modificó el marcador antes del descanso.

Una jugada marcaría la reanudación. Ambos equipos se enfrascaron en un ida y vuelta entre robos y pérdidas y el Zaragoza se encontró con un 3vs1 en el que Murga no pudo hacer mayor cosa que intentar impedir el pase de Retamar. Lo cazó y el árbitro decidió expulsar, con roja directa, al gaditano. De esa superioridad nació el gol del propio Retamar cuando apenas quedaban segundos para que el visitante recuperara el efectivo. No obstante, la entrada de Víctor Montes fue determinante, pues el jiennense aprovechó un servicio de Mauricinho para imponer, de nuevo, el empate.


Los porteros se entonaron y las posesiones eran elaboradas por parte de ambos. No estuvo acertado Dídac en un disparo de Adri Ortego con la zurda. A poco menos de cinco minutos para el final, Dani Rodríguez arriesgó con el juego de cinco (Campoy) y en la primera oportunidad halló oro: Chino, dentro del área, restablecía el empate (por tercera vez). Aunque Santi Herrero le devolvió la jugada: otra vez Adri Ortego, también con el juego de quinto hombre, desnivelaría el resultado (4-3), que parecía definitivo. Jordi Campoy se vio obligado a volver a vestirse la camiseta distintiva y sólo a falta de 18 segundos pudieron los andaluces embocar. Mauricio se coló por medio de la zaga, sirvió para Solano en uno de los palos y este buscó el contrario, donde se situaba Mauricinho para dejar el empate a cuatro final.

Los aragoneses, con este punto, se sitúan décimos y a siete puntos del octavo clasificado. Mientras tanto, el Jaén FS se mantiene cuarto a la espera de lo que haga el Peñíscola este sábado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada