martes, 7 de marzo de 2017

Especial Copa LNFS: Así fue la final de la Copa de España de Logroño 2014

Inter recupera el trono sobre la bocina

Inter Movistar 4-3 ElPozo Murcia | El conjunto de Jesús Velasco levantó, en Logroño, la octava Copa de España de su historia tras imponerse a los murcianos con un tanto de Batería a falta de 16 décimas para el final, en un partido tenso y cargado de polémica, donde primó la intensidad en lugar del orden y sólo los detalles de Adri y Ricardinho maravillaron. (Foto: Interviú).



Inició la gran final Inter Movistar, con una larga posesión que Ricardinho finalizó con una tímida volea que llegó mansa a las manos de Rafa. Los de Duda igualaron la intensidad y ritmo con la que empezó el encuentro el conjunto alcalaíno, y en una contra -producto de una gran parada del portero valenciano de ElPozo- Álex anotó el primero para los pimentoneros, al cazar un rechace de Jesús Herrero a disparo del '11' rojo.

Los de Jesús Velasco no bajaron los brazos, y pese a las imprecisiones en su juego y al poco rendimiento ofensivo de sus acciones, Batería igualó con un gol de picardía, al sorprender a Bebe -recién ingresado en la pista azul- en su saque de banda votado por Ortiz y finalizado por el ala brasileño con un tiro raso que se cuela por debajo del brazo derecho de Rafa.

Acto seguido pudo remontar Inter, con un disparo a la madera de Ortiz, después de zafarse de varios rivales recorriendo la frontal del área murciana. Con él llegaron los mejores minutos de la 'máquina verde', liderada por Ricardinho y su mágia, quien sirvió a Batería el gol pero el guardameta de ElPozo sacó sus reflejos a relucir para evitarlo, como en la doble ocasión de la que dispusieron la dupla lusa.

Perdonó Inter, y lo pagó caro. El descaro de Juampi puso por delante a los de la Región de Murcia con un tiro cruzado, ante Murga, al que Jesús Herrero reaccionó tarde, cosa que no hizo instantes después, con un lanzamiento de Jose Ruiz centrado y fuerte que entre el arquero y el palo evitaron el tercero de los murcianos, que perdonaron en exceso y lo acusaron con el gol de Cardinal, tras un robo en el centro a Adri quedesató la polémica por no considerar, la pareja arbitral, falta.

Y es que segundos antes ElPozo había subido la quinta falta al marcador, el chispeo previo a la tormenta y factor que haría que los interistas se marcharan al descanso con ventaja, con un gol de Nano Modrego desde los diez metros, a la segunda, puesto que el primer tiro lo paró Rafa pero lo mandaron repetir ya que el valenciano se adelantó.

El regreso de los protagonistas a la pista se caracterizó por el bajo ritmo con el que acabó el primer acto, producto de la tensión vivida y del título que había en juego. Apenas tres acercamientos claros de los de un Duda que perdió los papeles con los colegiados, y ya no retornó en el terreno deportivo. De los verdes, sin noticias. Cogieron aire para el asalto final con una buena defensa, cosa que en primer tiempo no fue así.

El encuentro volvió a retomar los aires heróicos con un cabezazo de Adri al larguero, después de un servicio desde el córner de Kike, y el fallo de Álex que propició, después de un robo de Batería al propio Adri, un lanzamiento al palo del brasileño. En los últimos cinco minutos la final enloqueció con la quinta falta de ElPozo, de nuevo de Álex, quien cometió la mitad de las de su equipo. Pudo sentenciar Ricardinho, al robar al cierre murciano y dribrarlo, pero la mandó a la cepa del poste.

Fue entonces cuando Duda utilizó la opción de quinto hombre, con Grello y al minuto obtuvo la recompensa del gol, cuando su futbolista se sirvió de una dejada para deshacerse de la marca y mandar un disparo cruzado al fondo de la red de Jesús Herrero. Enloqueció el banquillo rojillo que, como todos los presentes, no esperaba el final que se produjo.

A falta de 15 segundos ElPozo recuperó posesión y decidió arriesgar, en las botas de quien habia logrado el 3-3. Rafael robó, montó la contra y asistió a Batería, en banda derecha, para que batiera a Rafa a falta de 16 décimas. Locura en las gradas y en el banquillo de Inter Movistar, que se coronó como campeón de la Copa de España por octava vez en su historia.

Andreu Serret

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada