lunes, 15 de diciembre de 2014

La 'estrella', en el poste

La 'estrella', en el poste

Portugal 3-2 España | Las de Venancio López, pese a adelantarse por dos veces, cedieron ante el oportunismo de las lusas en los minutos finales, en los que las españolas perdieron el orden y el dominio del esférico. (Foto: ACFSF).



España volvió a quedarse sin final en el V Mundial de fútbol sala femenino tras no aprovechar la ventaja, por dos veces en el marcador. Las chicas de Venancio López iniciaron el encuentro activas, predispuestas a imponer su calidad.

Por su parte, Portugal trató de contrarrestar el ‘baile’ español con una dureza desmedida, permitida por la pareja arbitral. Sin embargo, España no cayó en la provocación y consiguió adelantarse con un bello tanto de Anita Luján, quien la puso al palo largo con un disparo seco.

Con el resultado a favor, las nacionales empezaron a exhibir su mejor versión, mientras las portuguesas se iban cargando de faltas. Los colegiados perdonaron la expulsión a Catia Tomé y Carla Ferreira, por sendas agresiones, y fue precisamente ésta última quien igualó el encuentro al cazar un rechace de Belén.

Con el empate, la portera española salvó a las suyas en varias ocasiones antes del descanso y Ceci, desde los diez metros, no fue capaz de batir a Ana Silva. Tras la reanudación, las de Venancio López prosiguieron con su idea de juego, con intensidad y circulación, y Vane Sotelo anotó un penalti por manos de una defensora portuguesa.

Con el 1-2 a favor de España, el partido enloqueció de forma inexplicable. Iria Saeta y el propio seleccionador nacional fueron expulsados y con inferioridad, Portugal estableció una nueva igualdad por medio de Melissa Antunes, que aprovechó una mala salida de las españolas.

Las lusas llevaron el partido a su terreno. El ritmo se incrementó, sin orden táctico, y España se cargó con faltas y tuvo que rebajar su intensidad defensiva. Ceci, en una contra, mandó el balón a la madera y Sofía Vieria, tras una meritoria intervención de Belén, adelantó a las suyas. Por debajo en el marcador, las de Venancio López optaron por el juego de cinco y tuvieron la oportunidad de empatar cerca del final.

Sin embargo, las españolas no pudieron marcar y Portugal se convirtió en finalista del V Mundial de Fútbol Sala Femenino, apeando de nuevo a una selección española que dio la cara en todo momento y mereció mejor suerte.  

La tetracampeona del mundo se deshizo de la anfitriona con facilidad, por 8-1, y se medirá a Portugal -a la que ya venció en las dos ediciones pasadas- en busca de su quinta corona consecutiva. La final, que tendrá lugar esta madrugada a las 3 a.m., tendrá lugar tras el partido por el tercer puesto, en el que España intentará repetir el resultado cosechado ante Costa Rica en la fase de grupos. 

Andreu Serret

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada