jueves, 29 de septiembre de 2016

El momento más emotivo del Mundial

Tras la disputa de la semifinal entre Rusia e Irán, Eder Lima le regaló una camiseta de la selección rusa a un joven invidente que estaba presente en el Coliseo Iván de Bedout de Medellín.



El pívot brasileño nacionalizado ruso describió así uno de los momentos que quedarán para siempre en el recuerdo de los campeonatos del mundo:

“Con esta imagen dejo la ciudad de Medellín! Un niño que era ciego gritando “Eder Lima”. Yo le escuché y fui hasta él para darle un abrazo. Luego le llevé una camiseta de mi selección, Rusia, y le vestí con ella!!!

Después, continuó preguntándome si yo de verdad que era Eder Lima, yo le decía que sí y me abrazaba más fuerte, muy fuerte. Me emocioné mucho con una escena que se va a quedar en la memoria para siempre. Gracias Señor por todo”


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada