sábado, 17 de diciembre de 2016

La vida sigue igual

Palma Futsal 0-0 Jaén Paraíso Interior / Ríos Renovables Zaragoza 6-2 Bodegas Juan Gil Jumilla || Los resultados de este sábado no cambian las situaciones de ninguno de los cuatro equipos en liza. Baleares y andaluces continúan en sexta y quinta posición, respectivamente, después de un duelo sin goles, pero con muchas oportunidades. Por su parte, los murcianos, tras otra derrota, continúan en la última posición, esta vez ante un adversario directo como el AD Sala 10, que coge aire y se sitúa seis puntos por encima de la zona roja (fotografías: Palma Futsal y Rubén Losada/FotografiArte).


Dos de los partidos que más interesaban en la undécima jornada liguera, uno en la zona noble de la tabla y otra, en el otro extremo, no cambiaron en exceso la situación de ninguno de los cuatro contendientes, que mantienen casi las mismas posiciones que hace una semana.

El pabellón Son Moix fue testigo de un duelo igualado, intenso y...sin goles. Pero aquello no privó al espectador de divertirse y desesperarse a partes iguales. Dídac Plana y Carlos Barrón (después sustituido por Nico Sarmiento tras recibir un golpe) evitaron cualquier tentativa de superar su puerta con buenas intervenciones. Ambos conjuntos gozaron de posibilidades para estrenar el marcador, pero ninguno lo hizo, si bien el Jaén Paraíso Interior, en las botas del eléctrico Dani Martín tuvo las oportunidades más claras para desvirgarlo (incluido un palo).

El resultado parecía inevitable y ningún contragolpe terminaba en una buena definición. Ni siquiera el portero-jugador de los baleares en los últimos dos minutos fue suficiente para desnivelar el resultado. De esta forma, los andaluces son el único equipo del campeonato que acumula tres partidos sin recibir gol, mientras que el Palma suma sólo un punto de los últimos 12 posibles y sigue arrastrando una mala racha que coincide, curiosamente, con la sequía goleadora de su máximo artillero, Paradynski, autor de únicamente un gol en los pasados cinco partidos.


En el Siglo XXI, un pabellón difícil de encarar y un equipo complejo de atacar, el Ríos Renovables Zaragoza cogió oxígeno ante un disperso Bodegas Juan Gil Jumilla, que continúa en la última posición de la clasificación con diez derrotas. Esta vez les machacó un 5-0 de parcial, con un triplete de Adri Ortego, para ahondar más en su crisis de resultados deportivos y sucesos extradeportivos. Los goles de Bolívar y Ary Neto, que redujeron la desventaja a tres goles a falta de seis minutos, fueron neutralizados por uno más de Víctor Tejel (doblete) para cerrar la contienda en 6-2.

Los tres puntos permiten a los aragoneses sumar 12 puntos, seis por encima de la zona de descenso y mirar con más distancia el peligro. Los murcianos, por su parte, necesitan una rápida reacción (en la cancha o en el mercado) para remontar un vuelo que parece destinado a caer en picado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada