sábado, 11 de marzo de 2017

Una genialidad de Taffy salva al Inter

Jaén Paraíso Interior 1-2 Movistar Inter || El equipo andaluz rompió el idilio con el Quijote Arena en la Copa de España en un encuentro fundamentado en la solidaridad defensiva. La diferencia estuvo en la amplia plantilla de estrellas que conforman la plantilla madrileña, lo que da pie a que cualquiera de ellas puede resolver el entuerto (fotografías: LNFS).


El Jaén Paraíso Interior soñó con alargar la estrecha relación que tiene con la Copa de España y con un ambiente sin igual. El equipo de Dani Rodríguez —esta vez dirigido por Javier Roca— nunca dejó que el Movistar Inter se fuera de la eliminatoria e incluso desperdició ocasiones de peligro que le hubieran permitido rozar otra hazaña más. Los madrileños acogen a un auténtico ramillete de estrellas que exigen una total concentración, pues alguna podría, en cualquier momento, desnivelar el choque.

Todo empezó con un gol de Ricardinho. En el primer minuto, lo que parecía condenar el entuerto a una muerte prematura del equipo andaluz. Se encontró solo el portugués ante Dídac y definió como lo debe hacer un genio: por la escuadra. Sin embargo, fue clave que los amarillos despertaran pronto. Lo hicieron. Apenas dos minutos después, Boyis cruzaba un balón hacia el segundo palo que se coló dentro, aunque se tardara más en dar validez al tanto. Aquello espoleó a los campeones en esa pista, que se ensancharon el pecho a base de ocasiones. Chino dribló a Herrero, pero no consiguió anotar. Chino, otra vez, finalizó un 3vs1 sin suerte. Chino, de nuevo, se topó con la cruceta en un remate. El Inter parecía verlo todo "en chino".

El dominio era interista, con la posesión exclusiva del esférico, pero las ocasiones más claras sonreían al equipo andaluz. Sólo despertó el Inter cuando Gadeia, en la frontal, envió la pelota fuera de los límites del arco. La afición amarilla vociferaba y se hacía sentir con la intención de mantener al equipo con opciones, algo que correspondía en un alto porcentaje a la labor de Dídac, espléndido con todo tipo de paradas. El intermedio no modificó en exceso lo visto sobre la pista, con el Inter encabezonado en marcar, sin punch, y el Jaén defendiendo hasta con las pestañas. Ayudas, coberturas y hasta oxígeno se pasaban entre ellos.


Gadeia, otra vez, desperdició una clara oportunidad. Pola realizó una fabulosa jugada en banda derecha y sirvió el balón al segundo palo, donde el brasileño, casi como un tic, volvió a mandarla fuera. El acoso madrileño se incrementaba, también la temperatura de sus figuras, poco a poco en un punto de cocción más óptimo. Se empezaban a entonar y el Jaén, a hundirse. Asediaba. Hubo una oportunidad en la que el área jiennense simuló ser un pinball, con varios rebotes que acabaron con Dídac despejando la pelota con la cabeza. Valía todo.

Casi de forma natural. Inter generaba ocasiones. Se rascaba por allí, una. Se rascaba por allá, otra. Daniel y sus maravillosas pisadas eran un dolor de cabeza para la zaga adversaria. En uno de esos eslálones se incrustó en el centro y obligó al meta catalán a intervenir, por centésima vez. Darlan, en otro disparo raso desde el costado izquierdo, también probó al portero. Se veía en el ambiente que la desigualdad estaba cerca y que un detalle individual —como le ocurrió ante el Santa Coloma— partía el partido. Esta vez fue Taffy, algo escorado, el que superó a Murga con un caño y definió al palo largo. Esta vez Dídac fue incapaz de interrumpir esa eliminatoria y el brasileño lo celebró. Faltaban cinco minutos.

Dídac ejerció de quinto jugador a la espera de sorprender al Inter. Poco efecto surtió y le dejó su lugar a Chino. En esas, pocas ocasiones consiguieron enlazar con profundidad porque el Inter defendió bien, juntos, y sólo hasta el final, con una ocasión de Campoy, estuvo cerca de volver a relatar una gesta milagrosa en la capital manchega. Inter, una vez más, sufrió y fue salvado por sus estrellas. Defenderá el título.


Antonio Pulido Casas@Ninozurich


Ficha técnica:

Jaén Paraíso Interior: Dídac; Boyis, Mauricio, Chino y Mauricinho —quinteto inicial—; Murga, Campoy, Víctor Montes, Dani Martín, Fabián, Javi Alonso, José López y Solano.
Movistar Inter: Jesús Herrero; Rafael, Pola, Ricardinho y Bruno Taffy —quinteto inicial—; Lolo, Daniel, Rivillos, Borja, Darlan, Ortiz y Gadeia.
Goles: 0-1, Ricardinho, min.1; 1-1, Boyis, min.3; 1-2, Bruno Taffy, min.35.
Árbitros: Felipe Madorrán y Urdanoz Apezteguia amonestaron a Mauricio, Boyis, Montes, Dídac, Daniel y Rafael.
Incidencias: Partido correspondiente a la segunda semifinal de la XXVIII Copa de España de Ciudad Real, celebrado en el Pabellón Quijote Arena, ante unas 5.5000 personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada