sábado, 21 de enero de 2017

El Levante y el Burela siguen desquiciados

Ríos Renovables Zaragoza 6-2 Levante UD FS || Burela Pescados Rubén 0-4 Movistar Inter || En la zona de abajo no mejoran las cosas. Tanto el conjunto granota como el naranja acumulan más de una decena de derrotas en su casillero. Es la séptima consecutiva de los lucenses, mientras que los de David Madrid han vuelto a bajar los brazos ante un rival que se les presupone de su Liga (fotografía: Levante UD FS y Movistar Inter).


La zona caliente estaba ayer en juego, aunque muchos miraran para arriba. El Levante y el Burela han iniciado un cara a cara en los que cada uno observa de reojo al otro. Esto se entiende si giramos la mirada hacia la clasificación: sólo les separan tres puntos. Esa era la distancia antes de sus partidos. Esa es la distancia después de los mismos. Ambos perdieron, lo que evita que se modifiquen sus posiciones en la tabla. Siguen estando abajo, aunque con una jornada menos.

Los valencianos llegaban al Siglo XXI con más moral si cabe. Habían ganado los dos últimos partidos en competición liguera y querían prorrogar la racha ante un rival que no parecía un obstáculo tan alto como otros. Nada de eso. Al descanso el local ya vencía por 3-0 gracias a los goles de Adri Ortego y Retamar (dos). David Madrid lidera un grupo complejo, que se sostiene entre el alambre de la confianza y la pesadumbre. La situación psicológica es complicada y eso se traslada a la pista, con inestabilidad en el juego y desnivel emocional.

La vuelta de los vestuarios no trajo nada bueno para los levantinistas, pues Iván Beltrán y Retamar (otra vez) ampliaron la ventaja hasta los cinco goles sin que hubiera reacción en los visitantes. Eran malos augurios. Y aunque Trípodi recortó la distancia con su gol, inmediatamente Jorge Santos anotaría un tanto más para mantener la renta. Kiko, en el último minuto, dejó el marcador en un 6-2 definitivo y evidente de lo mucho que tendrá que remar el Levante para salir de la penúltima posición.


Aunque casi peor está el Burela, a decir verdad, pues ni el cambio de entrenador (vuelve Tomás de Dios a Galicia) ha virado el rumbo de los lucenses. Esta vez era lógico, pues todo un Movistar Inter visitaba Vista Alegre para diseccionar a los naranjas. Los datos son estos: séptima derrota consecutiva y alarmas sonoras rojas. A pesar de todo, al conjunto interista le costó abrir la lata, cuyo primer gol no llegaría hasta el minuto 14, obra de Gadeia en su estreno goleador desde que volvió a la entidad madrileña. Sería el único antes del descanso.

Tras el intermedio, el equipo de Jesús Velasco engrasó un poco la maquinaria para terminar de solventar el encuentro y seguir en la persecución del Barça. Bruno Taffy, Ricardinho y Rafael finiquitaron el encuentro y se llevaron los tres puntos hasta Torrejón de Ardoz. Mientras, el Burela presenta la mirada perdida y busca desesperadamente cortar la racha que le ha sumido en una situación dramática. Tendrá que ser dentro de dos semanas, en su visita a Santiago.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada