domingo, 15 de enero de 2017

El Jaén FS toca la Séptima de Caballería

Jaén Paraíso Interior 3-2 Catgas Energía Santa Coloma || Los andaluces consiguen la séptima victoria en casa en lo que va de temporada y remontan a un equipo colomense que cosechó las mejores oportunidades del partido y que acusó el cansancio en la segunda parte, donde se vino abajo (fotografías: Pedro Jesús Chaves/Jaén Paraíso Interior).


El sabor que desprendían dos equipos ilusionantes como el Jaén Paraíso Interior y el Catgas Energía Santa Coloma se percibió desde el primer momento. El frenetismo inundó la pista en el comienzo de la contienda, en la que se sucedieron oportunidades para ambos. El primer toque lo dio Campoy (salvó Prieto), aunque sería el conjunto catalán el que, poco a poco, fue haciéndose con el partido. Las acciones de estrategia en los colomenses eran sinónimo de peligro, pues siempre finalizaban, de una forma u otra, con disparos de Rescia (larguero), Dani Salgado y, sobre todo, Corvo, a quien le era indiferente rematar con la diestra o con la zurda. Además, el eterno Salgado merodeaba el campo rival y originaba múltiples incordios a la zaga jiennense porque o chutaba o permitía que sus compañeros lo hicieran. Lo que se le debe pedir a un pívot, vamos.

Hasta entonces la defensa andaluza era más vulnerable que en otros partidos. Perdían la marca con facilidad y el ataque directo adversario, más si lo realizaban al primer toque, construían unas transiciones ofensivas que originaban sufrimiento en los locales. Muchas oportunidades concedidas. Mucho temor. Mientras tanto, sus esperanzas en el ataque se redujeron a una arrancada de Chino o a un mano a mano de Fabián (intervino con acierto, otra vez, Prieto). Entonces el choque entró en una fase de calma, apenas sin ocasiones, después de la tempestad del avasallador inicio.

Esa finura la rompió Javi Rangel, quien marró dos ocasiones claras y consecutivas sin explicación alguna. La primera, tras una buena maniobra de Pablo del Moral en banda izquierda. La segunda, frente a Cabezón, también sin suerte. Eran los mejores minutos de los visitantes, que se encontraron con un Dani Salgado excelso en la acción del gol: recibió un balón en largo, protegió la llegada de Boyis y, casi sin ángulo, conectó con la puntera un disparo que se coló en la meta. Todo un ejercicio de supervivencia en aguas hostiles. Los andaluces protestaron que, en la acción inmediatamente anterior, el balón había impactado en la mano de Rescia. Era un momento dulce del cuadro colomense, que incluso encontraba el palo en una pelota en largo de Corvo.


Necesitó el Jaén FS despertar. Chino estuvo activo. Disparó al palo, oxigenaba la salida de balón y también robaba. En una buena maniobra colectiva para desactivar la presión catalana, Mauricio acertó a disparar a la escuadra, pero Prieto voló como si colgaran hilos de marioneta de sus extremidades. Una pose de vistosidad exquisita. Aunque enseguida recaían los locales, que volvían a ser un equipo frío en defensa. Javi Rangel desaprovechó otro balón al segundo palo, libre de marca, mientras que Pablo del Moral encontró el palo en otro disparo cuando su compañero Sergio estaba sin oposición a su lado. Para entonces, los de blanco ya acumulaban cinco faltas y Dani Salgado, en un leve agarrón a Dani Martín en un contraataque, fue el protagonista de una acción que protestó el banquillo local con vehemencia. Ni el contragolpe ni la primera parte llegaron a más, pues arribó el descanso.

El retorno del vestuario exigía un lavado de cara en los andaluces. Lo hubo. Se volcó la cancha hacia la portería de Prieto —que recibió una ovación en el calentamiento— y pronto se nivelaría el resultado. Esta vez sería Chino el autor de un recorte hacia dentro y posterior chut con la izquierda, que rebotó en un contrario y se introdujo en la meta cuando más apaciguado estaba el pabellón. El equipo de Dani Rodríguez parecía más concentrado, no así Nicolás Sabariego, expresidente de la entidad que ahora ocupa ficha federativa en el banquillo —nos dicen que de utillero— y que tuvo que abandonarlo tras ser expulsado por la pareja arbitral en otra de sus habituales (sobre)reacciones. Mientras tanto, Corvo rompió de nuevo las dos líneas contrarias y dejó a Sergio en un mano a mano con Cabezón que el ceutí resolvió con brillantez.

No estaba completo el Jaén, le faltaba brillantez, así que Solano acudió al rescate con una acción deliciosa. Parecía un contraataque claro y el pase de Mauricio le llegó al cordobés en banda derecha. El pívot recortó hacia dentro y todo parecía abocado a la muerte de la jugada cuando pisó el esférico para inventar un taconazo que se introdujo en la portería de Prieto. Fue una resolución que en vivo pareció desarrollarse a cámara lenta, para apreciar mejor su belleza. En todo caso, era una remontada buscada y culminada de la mejor forma posible. Pero no sellada, pues Javi Rodríguez, poco después, filtró un pase a banda derecha, eliminó dos rivales, y Dani Salgado asistió a Rangel, que esta vez sí, embocó para anotar el empate. Todo estaba por ver.


Y se vio mucho. Incertidumbre y rarezas. La primera de ellas fue una vaselina desde su campo de Chino, que buscaba superar a un adelantado Prieto. No pareció peligrar el arco colomense de no ser porque el madrileño se escurrió al pisar la red y el balón quedó muerto en su área mientras Mauricinho —que lógicamente no previó el desliz— observaba el resbalón. El guardameta actuó rápido en cuanto el brasileño esprintó como si viera un cofre del tesoro. Acto seguido, José López perdió un balón y, por extraño que parezca, Salgado falló un uno contra uno.

Se produjo entonces una tangana provocada porque Dani Martín no depositó el balón fuera de los límites de la pista cuando Javi Rodríguez estaba dolorido por una acción anterior. Pablo del Moral entró duro, víctima de la impotencia, y la agresividad inquietó a los dos banquillos. El desenlace del entuerto fue amonestar a Martín y Del Moral, este último tuvo que marcharse al ser su segunda tarjeta. Los dos minutos de superioridad andaluza quedaron en nada más allá del cansancio que provocaron a su rival, con varios jugadores tocados en su plantilla. Dio un paso más el Jaén y pisó más área catalana. Su ímpetu no logró rematar hasta que Solano, en otra acción fantasiosa, giró sobre sí mismo, dejó a dos rivales con la espina dorsal clavada y remató a la escuadra con su pierna derecha. De nuevo estaban por delante gracias a la magia.

Sepe se enfundó la camiseta de portero-jugador y el Santa Coloma dispuso de muchísimas oportunidades claras en las botas de Corvo y Dani Cabezón —este las despejó, a decir verdad—. Había dudas en La Salobreja, que sólo quería balones fuera para que se consumieran los segundos. Se quedó helada cuando un disparo del equipo de Óscar Redondo impactó en la mano de José López, claramente, y el silencio del pabellón no fue suficiente para que la pareja de colegiados señalara nada. Fue una de las últimas acciones de un duelo disputado hasta el final.

De esta forma, los jiennenses se mantienen en quinta posición, con tres puntos de ventaja sobre sus tres perseguidores, entre los que se incluye el Catgas. La próxima semana, los de Rodríguez viajarán a Peñíscola y los de Redondo recibirán al ElPozo.



Dani Rodríguez cree que las ganas les pueden


El técnico jiennense calificó lo visto en la pista: "Fue un partido igualado, como se esperaba, con dos equipos con los mismos puntos. Se trató de un Catgas que tiene mucha calidad, individualidades y ritmo de juego. En la primera parte se han ido con más ventaja de las que merecían, a pesar de que han tenido ocasiones claras más por demérito nuestro que acierto suyo. A partir del 0-1 nos pusimos nerviosos y arriesgamos más de la cuenta. En la segunda parte seguimos intentado y remontamos cuando menos lo esperábamos, al igual que su empate. Al final la efectividad prima en este deporte. Tienen pegada y la aprovechan muy bien. Hicimos un ejercicio de desgaste y estamos orgullosos de sacar un partido así".

El encuentro estuvo repleto de rarezas, manos que no se pitaban y ambiente extraño. "No quiero hablar porque me caliento y parece que soy el malo de la película. Hubo errores para ambos equipos. Aprovecho para comentar la jugada de Dani Martín: él está en su derecho de tirar el balón fuera o no, y menos cuando no había lesión, simplemente lo hicieron para parar la jugada. Lo que no entiendo es que salgan cuatro del banquillo a agredir y saquen una amarilla fortuita. Hemos tenido fortuna de que ha sido a un jugador que ya tenía otra. Sigo insistiendo en que es una jugada que se repite en muchos sitios: cuando hay lesión se para y cuando se hace para parar el juego, no podemos caer en la trampa. Dani Martín lo ha hecho bien porque el jugador no estaba lesionado", respondió.

El equipo se mostró más vulnerable en defensa, situación que también notó el entrenador: "Creo que arreisgamos demasiado. Las ganas nos pueden. Recuerdo el empate a dos, en el que José López va a hacer una ayuda y deja su marca sola, la continuación es un remate a portería sola; el primer gol es un contraataque que acaba en mano y no lo pitan, nos cuesta un gol, y después hemos arriesgado demasiado. Prefiero que seamos valientes y caigamos en el exceso a ser un equipo que no le gusta ir a por los partidos. Aun ganando de uno, no especula". Por último, hizo balance de la primera parte del campeonato: "Sí, hicimos una primera vuelta bastante buena. Algún partido se nos ha escapado que no debíamos a última hora y hemos sacado puntos donde no hicimos nuestra mejor versión. Pudimos sacar algún puntito más, pero estamos orgullosos de ser quintos y estar por detrás de los tres grandes y de Palma, que es un súper equipo". Agregó que no incorporarían a ningún jugador en el mercado de invierno porque son "pobres".



Óscar Redondo entiende que los árbitros le perjudicaron


El exjugador del equipo colomense también definió el choque: "Creo que fue un encuentro igualado y disputado en casi todas las fases. Era como esperábamos. Quizá estuvimos mejor en la primera parte, nos faltó finalización, como en las últimas jornadas, y ellos, por empuje, donde en casa tiran de orgullo y acaban embotellándote. La segunda parte han inclinado el campo hacia el nuestro y se ha llegado a un final igualado con pequeños detalles que lo han definido".

Fue preguntado por si no era un buen momento para visitar La Salobreja, con varios jugadores tocados y con la baja de Rafa López. "Para visitar cualquier pista. La plantilla es muy justa desde que iniciamos la temporada, ya que no empezamos ni con 10 jugadores de pista, sino con nueve. Veníamos con muchas molestias que van a ser continuas durante el resto de la temporada. Sabemos que la segunda vuelta va a ser difícil porque vienes a competir con un Jaén que tiene 13 jugadores. En las últimas jornadas hemos entrenado con seis o siete del primer equipo. El cansancio y los árbitros nos han acabado de rematar. Es la primera vez que hablo de los árbitros desde que estoy en Primera División. Nunca, nunca me había quejado de ellos. Hoy tengo razones para pensar que nos han perjudicado. Sé que aquí, en Jaén, es un sitio donde normalmente también se quejan de ellos. No me gusta hablar nunca de ellos, pero creo que hoy ha habido dos penaltis, expulsiones, faltas escandalosas, manos dentro del área del Jaén que todo el mundo ha visto, incluso el público a mi espalda las comentaba y los colegiados han sido los únicos que no las observaron. Esos detalles han sido fundamentales. Una ha sido la de José López, a falta de 20 segundos, pero en otro contraataque ha sido más clara todavía, con el brazo totalmente extendido. La expulsión de Pablo del Moral también en una acción que no voy a comentar porque también nos pasó en otro partido y el tema de echar el balón fuera va en la impronta de cada jugador. Yo no culpo al equipo. Es Dani Martín el que decide y me dicen que suele actuar así. Para mí es una falta de respeto cuando es una clara jugada, con un jugador fuera del campo, y el equipo ataque al otro en inferioridad", se extendió.

Acumulan cinco partidos sin perder (cuatro derrotas), pero eso no le preocupa al técnico: "Sabíamos que esto iba a llegar. Tenemos la plantilla que tenemos. Las cosas nos están saliendo bien. Venimos a La Salobreja y competimos contra un presupuesto el doble o el triple que el nuestro. Estamos contentos. En cuanto a resultados: perdimos contra el Barça, perdimos en Pamplona, perdimos en Jaén. Son todas cosas que pueden ocurrir dada nuestra plantilla. Lo que pasa es que el comienzo fue muy bueno y es el colchón que tenemos para disputar los partidos uno a uno como hasta ahora". Por último, repasó la enfermería de su equipo de cara a los próximos meses. "Afortunadamente, lo de Rafa López se ha quedado en muy poca cosa, sobre todo porque después del partido contra el Barça no tenía muy buena pinta. No sabemos si estará para el sábado, pero estará entre algodones. Pero no es sólo eso. Tenemos a Sergio con una microrrotura en el adductor y hoy ha jugado, Sepe no puede participar al 100% porque no puede chutar... Las secuelas de las semanas cada vez serán peores", finalizó.

Ficha técnica:
Jaén FS: Dani Cabezón; Boyis, Mauricio, Jordi Campoy y Mauricinho —quinteto inicial—; Fabián, José López, Víctor Montes, Dani Martín y Solano.
Catgas: Prieto; Rescia, Sepe, Corvo y Dani Salgado —quinteto inicial—; Pablo del Moral, Javi Rodríguez, Javi Rangel y Sergio.
Goles: 0-1, min.12, Dani Salgado; 1-1, min.22, Chino; 2-1, min.26, Solano; 2-2, min.29, Javi Rangel; 3-2, min.37, Solano.
Árbitros: Fortes Pardo y Martínez Flores (Murcia) amonestaron a Mauricio, Dani Martín, Dani Salgado, Sergio y expulsaron a Pablo del Moral, Corvo (ambos por doble amonestación), Nicolás Sabariego (utillero del Jaén FS) y Dani Martínez (preparador físico del Santa Coloma).
Incidencias: Partido correspondiente a las decimosexta jornada de la LNFS, celebrado en el Pabellón Municipal de La Salobreja, en Jaén, ante más de un millar de espectadores.

Antonio Pulido Casas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada