viernes, 10 de marzo de 2017

Una segunda oportunidad para Gadeia

El Movistar Inter fichó a Gadeia a principios de 2013 cuando el club madrileño no atravesaba el mejor momento en cuanto a estabilidad estructural se refiere. Al brasileño le dio tiempo a jugar una Copa de España, precisamente la que se organizó en Alcalá de Henares. Pero sólo jugó un partido, de infausto recuerdo, pues fue quien marró el penalti decisivo ante el Caja Segovia que los eliminó de su propia competición. Este año, las cosas parecen diferentes. Quiere revertirlo lo antes posible, este viernes, sobre las 21:15 horas (fotografías: Sandra Santiago/Movistar Inter).



La primera etapa de Gadeia en el Movistar Inter apenas guarda buenas sensaciones ni para el jugador ni para el club. El brasileño llegó en un momento delicado para la entidad, sobre todo a nivel de estabilidad, junto con otros fichajes del mercado de invierno como Oitomeia o Borruto, que finalmente no cuajaron de la manera esperada. Fue en la 2012/2013. No celebró ningún título y se volvió para su país natal. Especialmente dolorosa fue su actuación en la Copa de España, que se celebró en Alcalá de Henares, para mayor amargura. Eran los cuartos de final, en casa, con un ambiente que hacía honor a un pabellón repleto. Incluso marcó el primer gol. Después todo se torció hasta el punto de que se reflejó un 4-4 final y se llegó a los penaltis. Le tocó lanzar el decisivo, el quinto, y envió el balón al lado derecho de la portería. Fuera.

Fue un duro traspié. El brasileño no quiere detenerse en aquel momento y mira con optimismo todo lo que rodea el torneo por excelencia del fútbol sala español. "Recuerdo que es una competición muy bonita que a todos los jugadores nos gusta participar. Ahora tengo otra oportunidad y ojalá pueda ganarla", admite cuando le hago mención a la única que disputó. En el equipo rival estaban dos de los que hoy son sus compañeros: Jesús Herrero y Borja. Precisamente son ellos los que —confiesa el recién llegado— le gastan más "bromas". "Siempre las hay y me hacen referencia a ese momento en el que fallé, pero con cosas normales", afirma entre risas, como si aquello sólo fuera una anécdota más que, quizá, le hizo mejor jugador.


Insiste en que es "otro Gadeia". Más maduro, más jugador, más dominante. El espectador lo nota. Dice que su adaptación es "total" tanto al club como a sus compañeros. Este Inter no tiene nada que ver con el de hace cuatro años. Por calidad, títulos y —ahora sí— estabilidad. Han formado un grupo tan completo que parece poco probable que dejen escapar las competiciones que disputan. Para muestra, sólo dos jugadores no saben lo que es ganar la Copa de España: Bruno Taffy, David Pazos y...Gadeia. "Creo que estoy en un buen momento y tengo muchas ganas de lograr la Copa. El equipo está bien, pero tenemos que estar 100% en todos los aspectos porque sabemos las dificultades que vamos tener  es una competición tan dura", se pone serio ante un hipotético primer título en su regreso. El resto tienen las yemas de los dedos amoldadas para levantar el trofeo. Sería el décimo en la era LNFS del club.

Se hace difícil sacar algún pero a este Inter que no sea el propio Inter. La enfermería se ha vaciado en las últimas semanas (Humberto y Lolo, los más perjudicados, cogen ritmo) y las sanciones se han cumplido (tanto Jesús Velasco como Carlos Ortiz). Es aquí donde la concentración y la mentalidad se entienden como cruciales para mantener esa fe ganadora, a sabiendas de que la Copa de Europa es el principal objetivo de la entidad este año. Para eso trajeron a Gadeia, pero también para mantener la hegemonía en España. No caer en las distracciones será el punto débil —si es que tiene alguno—.

Tampoco se deben descuidar ante su rival, el Catgas Energía Santa Coloma, que (oh, casualidad) fue su verdugo en la presente edición de la Copa del Rey. Están avisados, pues el colomense es un equipo que jamás se desengancha del resultado, obligando a estar conectado los 40 minutos, como demostraron en la pasada jornada liguera (1-3 con gol de Herrero en el último). En referencia a los catalanes, Gadeia es comedido en sus palabras: "Jugamos contra un grand rival y es una equipo de mucha calidad".

Propio de ilusos sería negar que el Movistar Inter es el principal favorito para revalidar el título de Copa de España, con más argumentos si Gadeia continúa ascendiendo con el portento que viene mostrando desde su aterrizaje en Madrid. El brasileño está dispuesto a aprovechar la segunda oportunidad que le cayó. Y así, quedarse.

Antonio Pulido Casas
@Ninozurich

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada