viernes, 4 de noviembre de 2016

La épica no cura el virus maño (5-4)

Ríos Renovables Zaragoza consigue su primera victoria en Liga a costa de una de sus víctimas preferidas, un Santiago Futsal que acumula su octava temporada sin vencer en el feudo maño y la tercera semana con derrota liguera. Los visitantes, tras ir 5-0 abajo, rozaron la épica con cuatro goles en otros tantos minutos.


Zaragozanos y santiagueses saltaban al Siglo XXI con distintas cuentas pendientes, los locales en busca de su primera victoria de la temporada y los visitantes lograr un triunfo que se le atraganta desde diciembre de 2007 en el feudo maño. Ambos equipos reflejaban sus ganas por romper este contexto y la intensidad se convirtió en protagonista sobre el parqué en los primeros compases de partido. Tras este tramo intenso, las ocasiones se comenzaron a suceder en ambas áreas en las botas de Trasobares y Armando.

Pero sería el veterano e incansable Nano Modrego quien, en el minuto 7, inaugurase el luminoso cuminando un saque de banda con una bonita y precisa volea. Los gallegos, lejos de reaccionar, sumaron dificultades: quinta y temprana falta y segundo tanto en contra, de nuevo obra de Nano Modrego. Sin levantar el pie del acelerador, el canterano Óscar Villanueva entró en la rotación y anotó el tercero, ayudándose de una pared con Víctor Tejel, coincidiendo con el ecuador del primer acto.

Obligado por la situación, Santi Valladares solicitó tiempo muerto y vistió a Álex Diz con la camiseta de portero jugador. Con el juego de 5, Alemao y Antonio Diz con un cabezazo al larguero pudieron acortar. La losa de las faltas dio la opción de hat trick a Nano desde el doble penalti pero Chema salvó una mayor debacle. En los últimos compases de la primera parte los compostelanos siguieron intentándolo en superioridad pero Antonio y Armando, fallando clarísimas ocasiones en boca de gol, evidenciaban que no era el día. Con el 3-0 se llegaba al tiempo de descanso.

Tras el paso por vestuarios Santiago Futsal, como era de suponer y esperar, siguió apostando por el 5x4 para buscar acortar distancias. El riesgo que siempre existe con esta situación se volvió en contra y, esta vez sí, Nano Modrego anotó su particular hat trick tras un robo en media cancha. Del mismo modo Adri Orego siguió abriendo la herida gallega con el 5-0 dejando, a priori, el partido zanjado. Muy arriesgado aventurarse con esta frase restando diez minutos en fútbol sala.

Cuatro goles santiagueses en cuatro minutos, obra de Armando, Antonio Diz por partida doble y Pablo Mel del 31 al 35, dejaron un emocionante 5-4 restando cinco minutos. Una increíble reacción que a punto estuvieron de culminar con el empate, sobre todo después de la expulsión de Retamar. Iván Bernad se vistió entonces de héroe con intervenciones de mucho mérito que evitaron la épica remontada santiaguesa que remó para morir en la orilla. Chema Mella, sobre la bocina, volvió a ganar la partida a Nano Modrego en el doble penalti.

Fer Romero de Paz (@FerRomeroDP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada